Bilbao quiere reducir el riesgo de inundación mediante la apertura del canal de Deusto 

La capital de Vizcaya se ha visto afectada por mayores diluvios, inviernos más cálidos y un creciente riesgo de inundación a consecuencia del cambio climático. Es por ello que la necesidad de adaptarse a estos desafíos y asegurar una ciudad sostenible para los ciudadanos resulta evidente. Bilbao está trabajando para hacer frente a estos riesgos a través de su participación en el proyecto RESIN, en el cual colabora con otras tres ciudades (Manchester, París y Bratislava), ICLEI, DIN y instituciones de investigación, con la intención de encontrar la mejor manera de adaptarse a los desafíos devenidos del cambio climático. 

Deusto before and after implementation of the Master Plan (BC3, 2012)

Desde 1970, la península artificial de Zorrotzaurre ha sufrido un continuo declive social e industrial, llegando a albergar a una población de 500 personas en su momento más crítico. Hoy es, sin embargo, el mayor proyecto de regeneración de la ciudad gracias al cambio en la designación del uso del suelo que tuvo lugar en 1995, y por el que pasó de ser una zona industrial a ser una residencial. El Plan Maestro de Zorrotzaurre se basa en abrir el canal de Deusto y convertir la península en una isla. Con la apertura del canal se reducirá el nivel del agua en un metro y se disminuirá el riesgo de inundación. 

Las inundaciones son un riesgo inmediato y pertinente para la ciudad de Bilbao, que en los últimos seis siglos ha sufrido por 39 inundaciones. Siguiente los modelos del clima, la frecuencia de las lluvias fuertes y de las tormentas de lluvia va a aumentar por 10% en el País Vasco en los años que vienen. Hasta el año 2050, el río será 22% más alto al caudal máximo que sus niveles actuales. El mayor riesgo de inundación debido al cambio climático tendrá un costo cada vez más alto para la ciudad: las consecuencias de las inundaciones costarán a la ciudad 56,4% más que sería el caso si el cambio climático no estuvieron un factor (IHOBE, 2007). 

Los socios del proyecto RESIN del Centro Vasco para el Cambio Climático (BC3) analizan el posible impacto de la nueva vía en el riesgo de inundación en un estudio de 2012. El estudio reveló que el periodo de retorno de una década para eventos de inundación esperados ya no se aplicará, lo que resulta en una reducción del 100% de los costes previstos. Para el período de retorno de un siglo, los daños estimados se reducirán en 162.72 M € (Osés et al, 2012). Tres tanques de agua de lluvia y un nuevo muro de protección contra inundaciones por ambas márgenes del rio también están en planeamiento, lo que ayudará a proteger las viviendas al lado del rio. 

El ayuntamiento de Bilbao reconoce la necesidad de adaptarse al cambio climático y disponer una ciudad resiliente para los ciudadanos. En cooperación con los socios del proyecto RESIN, Bilbao está trabajando para desenvolverse a más que proyectos individuales tales como la urbanización de Zorrotzaurre para en el futuro, establecer una estrategia de adaptación al cambio climático.

Los trabajos de excavación del canal ya están en marcha. El proyecto finalizará en la primavera del 2017.

 

 

 

SIGN UP TO THE RESIN MAILING LIST